TODOS A CUIDARLO 

 

Comedia en un acto dividido en dos cuadros. Duración 45 minutos. Cuatro actrices y cuatro actores.
Personajes: Rita, María, Sagrario, Delfina, Vidal, Ramón, Eliseo y Paulino.
La acción en el salón de una casa de pueblo. Época actual.
Sinopsis argumental:
Vidal es viudo por dos veces y sin hijos. Vive en el pueblo en compañía de María y Rita, dos criadas que le cuidan y atienden la casa. Son dos mujeres pintorescas, una joven y otra mayor, con papel importante en la trama. Últimamente Vidal ha sufrido una enfermedad pasajera, y es la causa de que sus sobrinos se hayan presentado en casa, para cuidarlo.
Delfina y Ramón son primos hermanos, hijos de dos hermanas del tío Vidal. Ella acosa al joven desvergonzadamente con el fin de conquistarlo, y no duda en emplear cualquier medio a su alcance. Ramón huye de su prima sin disimulo intentando conquistar a Sagrario, quince años mayor que él.
Sagrario es sobrina por parte de la primera mujer de Vidal y pretende conquistar a Eliseo, también sobrino de Vidal por parte de la segunda esposa. Éste, de similar edad que ella y también solterón, es rimbombante en la expresión, bastante pesado en el trato y nada gracioso. A pesar de sus “cualidades”, no cede a las demandas indisimuladas de Sagrario porque está dispuesto a conseguir casarse con Delfina, que es también quince años más joven que él.
Tal desfase de preferencias entre los sobrinos, crea un clima de enredos a lo largo de la obra, situación a la que pone fin el dueño de la casa con un final diáfano y consecuente, aunque adobado de una sorpresa muy lejana de poder ser imaginada por sus cuatro parientes... Lo mismo que por el público.


 

PRINCIPAL                   REPERTORIO                   FORMULARIO